5 consejos para crear una CMDB con éxito

InvGate julio 6, 2022
- 6 minutos de lectura

Las bases de datos de gestión de la configuración o CMDB pueden cambiar las reglas del juego en la prestación de servicios. Sus ventajas son amplias, ya que garantizan la resolución de incidentes, aceleran el cumplimiento de las solicitudes y hacen que la evaluación de los cambios sea más segura.

Sin embargo, para ver estos beneficios es fundamental implementarla de forma correcta. Por eso, reunimos aquí una serie de consejos para crear una CMDB que añada valor y apoye los recursos de tus operaciones de IT.  

¿Cuál es la diferencia entre CMDB, CMS y CI?

El paso cero para implementar una CMDB es comprender correctamente los términos involucrados en el proceso. 

  • CMDB (Configuration Management Database): se trata de una base de datos que almacena los registros de configuración a lo largo de su ciclo de vida y mantiene las relaciones entre ellos. En otras palabras, la CMDB captura los bloques de construcción que componen los sistemas de IT y la forma en que trabajan juntos para ofrecer servicios empresariales. 

  • CMS (Content Management System): es un conjunto de herramientas, datos e información que se utilizan para apoyar la gestión de la configuración de los servicios. Un CMS puede estar formado por múltiples CMDBs, bases de datos de activos e información de conocimiento.

  • CI (Configuration Item): elemento de configuración. Cualquier componente que deba gestionarse para prestar un servicio de IT.

5 consejos para crear una CMDB con éxito

Implementar una base de datos de gestión de la configuración no es tarea sencilla. Para poder aprovechar sus beneficios y sortear sus obstáculos, te recomendamos seguir estos cinco consejos para crear una CMDB:

  1. Define el alcance
  2. Trabaja de forma inteligente
  3. Céntrate en los datos
  4. Sigue a los CIs durante su ciclo de vida
  5. Construye tu CMDB a lo largo del tiempo

Veamos cada uno de ellos individualmente.

1. Define el alcance

Muchas iniciativas de CMDB fracasan porque la gente intenta hacer demasiado a la vez, generando un producto grande, difícil de manejar y de actualizar. 

Al momento de construir tu CMDB, utiliza el principio ITIL de hacerlo simple: siempre es más fácil construir a lo largo del tiempo o añadir cosas sobre la marcha. Cuantos más atributos de CI añadas ahora, más detalles deberás tener en cuenta en el futuro, así que elige un solo servicio de negocio y constrúyelo en tu CMDB. 

Una forma de hacerlo es comenzar con el servicio más conocido y mapearlo de principio a fin. Así te acostumbrarás al proceso, al mapeo de CIs y a capturar todos los atributos y la información de las relaciones. Al comenzar con un servicio fácil, ganarás confianza y el siguiente paso no parecerá complejo.

2. Trabaja de forma inteligente

Otro principio ITIL que resulta útil para la creación de una CMDB es empezar por donde uno está. No tendrás una base de datos de gestión de la configuración perfecta pero al menos contarás con cuestiones básicas – tal como información de activos o bases de datos, hojas de cálculo con datos técnicos o información de soporte en tu herramienta ITSM. 

No olvides que esto también se aplica a los detalles que se capturan. Así que, al comenzar, considera limitar las capturas a lo siguiente:

  • Identificador único
  • Tipo de CI (por ejemplo: servidor, dispositivo de red, aplicación)
  • Número de versión
  • Detalles de soporte
  • Datos del proveedor
  • Propietario
  • Relación con otros CIs y servicios.

3. Céntrate en los datos

Los beneficios de una CMDB son muchos, pero no debes perder de vista que tu base de datos será tan buena como la información que contenga. Por lo tanto, otro de los consejos para crear una CMDB es que construyas puntos de control durante el proceso para asegurarte de que tu CMDB está actualizada y refleja con precisión su entorno real. 

La forma más rápida y sencilla de comprobar si los datos son correctos es que la gente los utilice. He aquí algunos ejemplos:

  • Pide a los analistas de la mesa de servicios que intenten clasificar los incidentes y las solicitudes de servicio utilizando la CMDB. 
  • Pide a los equipos de soporte que planteen cambios con servicios impactados marcados en la CMDB. 
  • Pide a los equipos de gestión de cambios que evalúen el impacto de los cambios contra la información del servicio en la CMDB.
  • Pide a los encargados de la gestión de problemas que utilicen la CMDB para apoyar el análisis de problemas y errores conocidos.

Una vez que los colegas comiencen a utilizar la CMDB, incorpora algunos pasos del proceso para proteger la integridad de los datos, tales como:

  • Debes hacer que el service desk actualice los datos de CI incorrectos en el momento, al registrar incidentes o solicitudes.
  • Trabaja con el equipo de habilitación de cambios y acuerda algunos criterios de éxito que apoyen la gestión de la configuración. Por caso, que un cambio solo pueda cerrarse como exitoso cuando se actualice la información del CI o del servicio. 
  • Trabaja con los equipos de seguridad para que cualquier incidente de seguridad sea vinculado automáticamente a un servicio, para así gestionarlo con mayor eficacia.

4. Sigue a los CIs a lo largo de su ciclo de vida

Cada CI tiene una vida útil, por lo que al mantener tu CMDB deberás registrar e informar del ciclo de vida de cada elemento de configuración. Algunos ejemplos de estados podrían ser:

  • Comprado
  • En entorno de pruebas
  • En entorno de producción
  • Mantenimiento/reparación
  • Retirado

Al incorporar la contabilidad del estado en las prácticas de trabajo de la CMDB, te asegurarás de que todos los CI que conforman la línea de base del servicio han sido capturados, al igual que todos los cambios, y que han sido reflejados en la CMDB. 

5. Construye tu CMDB a lo largo del tiempo

La construcción de una CMDB es un proceso progresivo, por lo tanto, es preciso que lo continúes a lo largo del tiempo y no te detengas. 

Utiliza el primer servicio que mapeaste como prototipo. Una vez que lo tengas, te servirá de enfoque para los siguientes.

Una vez que finalices el primero, repite el proceso para el siguiente servicio, y el siguiente, y así sucesivamente. Continúa hasta que hayas capturado todos tus sistemas más críticos y, antes de que te des cuenta, tendrás una CMDB eficaz.

Usa una herramienta de CMDB adecuadas

Para construir una CMDB rigurosa y mantener un inventario preciso de tu catálogo, debes asegurarte de que estás utilizando la herramienta de Gestión de Activos de IT (ITAM) adecuada.

InvGate Insight te permitirá gestionar, controlar y organizar fácilmente todos tus activos de IT, además de descubrir automáticamente nuevos dispositivos, hacer un seguimiento de su cumplimiento y prepararte fácilmente para una auditoría.

Además, nuestra herramienta ITAM te proporcionará un inventario unificado de todos los activos de IT conectados a la red a través de estaciones de trabajo y servidores, dispositivos de red, dispositivos móviles, instancias en la nube y dispositivos IoT. 

Su capacidad de descubrimiento te brindará una visión dinámica de 360 grados de las relaciones entre tus sistemas y aplicaciones. Así, tendrás una visibilidad actualizada de tus datos de gestión de activos y configuración.

Puedes probar una demo en línea en vivo u obtener una prueba gratuita de 30 días.

Con InvGate Insight podrás crear una CMDB siguiendo estos consejos.

 

Read other articles like this : CMDB

Prueba a InvGate cómo tu solución ITSM

Pruébalo 30 días sin costo - Sin tarjeta de crédito