Herramientas no code para Gestión Empresarial

Ariel Gesto mayo 2, 2024
- 8 min read

Comencemos con una verdad simple: el mundo de la Gestión Empresarial es notablemente complejo. Es una complejidad que nace de la necesidad, de la miríada de interconexiones que sostienen a las grandes organizaciones. Y aquí otra certeza fundamental: la simplificación de estos procesos, sin sacrificar la eficacia, se convirtió en una de las principales misiones de las soluciones modernas de los negocios. 

Así es como aparece el movimiento no code (sin código) para la adopción de la Gestión de Servicios Empresariales (ESM -Enterprise Service Management), que revoluciona la forma en que las organizaciones autorizan procedimientos haciéndolos accesibles, manejables e incluso agradables.

Las herramientas no code para Gestión Empresarial resultan muy valiosas en esta búsqueda de la simplificación. Al eliminar la complejidad que anteriormente envolvía el proceso de desarrollo, estas plataformas dieron un gran paso hacia adelante en una era en la cual la agilidad operativa va de la mano de una mayor funcionalidad. 

Este enfoque transformador permite a las organizaciones no sólo seguir el ritmo de los rápidos cambios en sus demandas operativas, sino también adelantarse frente a los desafíos futuros. En síntesis, la tecnología sin código reconfigura la forma en que las empresas abordan la resolución de problemas y agilizan los procesos.

 

El auge de las soluciones sin código

 

El movimiento “no code” se origina con la intención de hacer accesible el desarrollo de software a usuarios no técnicos, partiendo de la idea que la creación de dichas soluciones informáticas podría ser tan intuitiva como construir un juego de Lego. Esta tendencia evolucionó rápidamente en respuesta a la incesante demanda de hiper-automatización. 

Hoy en día, las herramientas no code para Gestión Empresarial ofrecen una interfaz visual que permite crear aplicaciones mediante métodos tan sencillos como “arrastrar y soltar” o “conectar y reproducir”. Se trata de un cambio enorme que reduce las barreras técnicas, pero también amplifica la visibilidad y el control a toda la organización.

Pongámoslo en perspectiva: cuando empieces a trazar los flujos de trabajo dentro de tus equipos, probablemente descubrirás un laberinto de tareas repetitivas y dependencias intrincadas entre varios departamentos. Es como encender una luz en una habitación que estuvo en penumbra durante mucho tiempo, revelando las telarañas y el desorden que fueron apareciendo con los años y que implicaron una ralentización de los procesos. Las plataformas sin código constituyen la escoba en esta analogía, ya que ayudan a limpiar las ineficiencias sin necesidad de sumergirse en una codificación compleja o dedicar meses al desarrollo de software.

Más que eficiencia, el “no code” aporta autonomía al devolver el poder de la innovación a quienes mejor conocen sus procesos: los propios equipos. Esto les permite centrarse en la creatividad y en la estrategia, en lugar de estancarse en la mecánica de la ejecución de los procedimientos.

En InvGate, reconocimos muy pronto el potencial transformador del movimiento “no code”. Cuando comenzamos a crear InvGate Service Desk, nuestra visión era clara: hacer que las soluciones tecnológicas fueran lo más accesibles y simples de utilizar. Queríamos empoderar no sólo a los especialistas de IT, sino a todos los usuarios dentro de una organización, para gestionar y automatizar sus flujos de trabajo con facilidad. Esta filosofía estuvo en el centro del desarrollo de nuestros productos desde el principio, impulsándonos a optimizar y perfeccionar continuamente las herramientas para servir mejor a nuestros usuarios.

De este modo, el aspecto técnico de la automatización está al alcance de todos, lo que convierte a cada miembro del equipo en un innovador en potencia (un “desarrollador ciudadano”) capaz de contribuir a perfeccionar y hacer avanzar sus procesos de trabajo. Así, seguimos ampliando los límites de lo que puede hacer nuestra solución de service desk, inspirados por las propias personas que la utilizan cada día. Porque sus opiniones y experiencias son las que impulsan nuestros esfuerzos continuos por mejorar, garantizando que la plataforma satisfaga (y se anticipe a) las necesidades de una amplia gama de entornos empresariales.

La adopción de una estrategia de Gestión de Servicios Empresariales

 

En el complejo ecosistema de las organizaciones modernas, la Gestión de Servicios Empresariales constituye una estrategia crucial para unificar y agilizar los procesos del negocio en varios departamentos. Dicha práctica extiende los principios de la Gestión de Servicios de IT (ITSM) más allá del departamento de tecnología, aplicándolos en toda la compañía en pos de mejorar la eficiencia y los servicios, y de fomentar un enfoque holístico de la administración de las prestaciones.

Sin embargo, esta iniciativa generó una nueva complejidad: la mayoría de las herramientas de ITSM no estaban preparadas para ser utilizadas por personas que no son expertas en informática. No eran fáciles de usar y su lenguaje no resultaba familiar; en otras palabras, habían sido creadas sólo para profesionales en tecnología.

En InvGate nos dimos cuenta pronto de esta cuestión e intentamos evitarlo: las funciones “no code” de nuestro Service Desk son prueba de ello. Reconociendo el potencial de los principios de ESM para beneficiar a las organizaciones, adoptamos sus estrategias como un aspecto central de nuestra oferta. Esta filosofía está integrada en cada capa de aquello que hacemos; pues queremos ayudar no sólo a los equipos de IT, sino a todos los departamentos de una empresa. 

Dicho esto, la aplicación de una estrategia de ESM eficaz puede resultar al principio un poco desalentadora. En este caso, las soluciones sin código aclaran el proceso. 

Cuando un equipo identifica patrones recurrentes en su flujo de trabajo, las herramientas no code para Gestión Empresarial les permite automatizar los procedimientos, lo que abre la puerta a la innovación y la creatividad. Históricamente, el conocimiento y los procesos solían estar aislados, escondidos en la mente de personas concretas, como nuestra hipotética compañera “María”, que recibía muy frecuentemente peticiones del tipo “Envíaselo a María a ver qué puede hacer”. Y, efectivamente, a “María” le tocaba decodificar y navegar por un laberinto de tareas, a menudo sin mucha ayuda ni orientación.

Las plataformas no code están reescribiendo esta narrativa. Al abstraer los flujos de trabajo en procesos estandarizados y repetibles, derriban  las viejas barreras de la ineficacia y la escasa claridad. Así, los procedimientos se tornan transparentes, ágiles y coherentes; además de fomentar una cultura en la que todos los miembros del equipo pueden contribuir al flujo de trabajo, garantizando que ningún proceso vuelva a estar “sólo en la cabeza de alguien”.

Al integrar funciones sin código en nuestras soluciones de ESM, facilitamos a las organizaciones la implementación, adaptación y perfeccionamiento de dichas prácticas con una rapidez y flexibilidad sin precedentes. Esto no sólo desmitifica su compleja adopción, sino que también acelera su impacto, permitiendo a las empresas transformar sus operaciones y ofrecer un servicio excepcional en todos los ámbitos.

Esta transformación va más allá de las operaciones y deviene en un cambio cultural: adoptar una estrategia de ESM mediante el uso de herramientas sin código significa incorporar la apertura, la colaboración y la mejora continua tanto de los servicios como de las soluciones. Todos se convierten en agentes de innovación en potencia, y cada flujo de trabajo en una oportunidad de optimizar la eficiencia y la eficacia en todos los ámbitos.

La democratización de la automatización de los procesos

Las generaciones anteriores de los sistemas de Gestión de Procesos Empresariales (BPM - Business Process Management) parecen reliquias de una época pasada, compleja y costosa. Su intrincado proceso de desarrollo de flujos de trabajo exigía no sólo un profundo conocimiento de los procedimientos, sino también el dominio de las herramientas disponibles. 

Nuestro objetivo debe ser derribar estas barreras, abriendo las puertas a los “desarrolladores ciudadanos” que pueden crear, medir y perfeccionar procesos sin necesidad de ser magos de la codificación o especialistas en plataformas informáticas.

Las herramientas no code para Gestión Empresarial constituyen una forma de devolver las llaves de la innovación a las personas que dirigen nuestras empresas día tras día. Con interfaces intuitivas, cualquiera es capaz de trazar un flujo de trabajo, arrastrar y soltar componentes, y configurar sistemas complejos con facilidad. Se trata de hacer accesibles las plataformas para el cambio, permitiendo a los equipos centrarse en la novedad y el impacto, en lugar de estancarse en los tecnicismos.

Esta democratización dota a las personas de la capacidad de llevar a cabo la minería de procesos, participar en la optimización basada en datos y aprovechar el aprendizaje automático para detectar ineficiencias. Al definir y medir primero los procedimientos, utilizamos estos conocimientos para perfeccionarlos continuamente.

Aplicaciones y ventajas de las herramientas no code para Gestión Empresarial

Un proceso de onboarding de un nuevo empleado que tradicionalmente abarca a varios departamentos e implica a diversas partes interesadas con el antiguo paradigma resultaba una maraña de correos electrónicos, papeleo y coordinación manual, la cual -además- era propensa a errores y retrasos.  

En cambio, con las herramientas no code para Gestión Empresarial, el flujo de trabajo se torna más ágil y transparente, además de poder gestionarse con una claridad sin precedentes.

En síntesis, transforma un proceso conocido y repetible en otro que no sólo es más eficiente, sino también intrínsecamente más robusto frente a los tipos de errores y descuidos que se derivan de la manipulación manual. Al permitir la formalización de procedimientos en una interfaz sin código, lo que antes era una barrera -la coordinación interdepartamental- se convierte en un facilitador de la interacción sin fisuras.

Esta tecnología permite automatizar tareas que van de lo mundano (como restablecer una contraseña) a lo complejo (como orquestar la incorporación de varios departamentos). De este modo, reduce la dependencia a costosos servicios de consultoría, el engorroso desarrollo de software y los prolongados plazos de implementación. Y proporciona una vía para la adopción de ESM que es accesible tanto a las grandes empresas con amplios bolsillos, como a cualquier organización comprometida con la mejora de su eficiencia operativa.

Conclusión

De cara al futuro, la integración de herramientas no code para Gestión Empresarial redefinirá nuestra concepción de la administración de procesos y la automatización. 

A medida que sigamos innovando, la frontera entre la tecnología y los procedimientos del negocio se difuminará, dando lugar a un funcionamiento organizacional más cohesionado, ágil y eficaz. Resulta alentador y emocionante. Deberíamos aceptar este cambio, porque en él reside el futuro de la Gestión Empresarial.

 

Read other articles like this : Gestion de Servicios Empresariales, ITSM

Evaluate InvGate as Your ITSM Solution

30-day free trial - No credit card needed