<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=529630970877304&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
julio 2, 2020

Cómo Lidiar con los Problemas de Equipamiento de IT en la "Nueva Normalidad"

Incluso a medida que avanzamos en lo que ahora es la "nueva normalidad", el impacto de la crisis del COVID-19 continúa desafiando a los servicios de IT en todo el mundo. ¿Pero qué pasa con los desafíos de sus usuarios finales? Los profesionales de IT somos técnicos e ingenieros; nos encantan nuestros gadgets y tener nuevos juguetes para jugar. ¿Pero al resto del negocio? No tanto. El uso de teléfonos inteligentes o aplicaciones será una segunda naturaleza para la mayoría de los profesionales de TI, pero es una historia completamente diferente para algunos de nuestros colegas. Para ayudar, este blog busca formas de gestionar mejor el cambio en las prácticas de trabajo para los empleados y sus potenciales necesidades tecnológicas en la "nueva normalidad".

Consejo #1: Continúa vigilando la cadena de suministro de tecnología

La crisis del COVID-19 causó desafíos logísticos y humanos. Como muchos países siguen sujetos a protocolos de distanciamiento, es más difícil para las compañías de hardware fabricar equipos y enviarlos a los clientes. Por lo tanto, mantén el contacto con tus proveedores de tecnología habituales y, si no puedes solicitar tu equipamiento habitual en un plazo que coincida con tu demanda, trabaja con ellos para identificar alternativas adecuadas. Si tienes acceso a nuevos equipos, intenta asegurarte de que se extiendan entre los equipos de soporte. Está muy bien tener equipos nuevos en una ubicación central, pero si una persona se enferma o tiene que aislarse por sí misma, es probable que no pueda acceder al equipamiento durante semanas.

Consejo #2: Siempre cubre las necesidades tecnológicas básicas de los empleados que trabajan desde casa

Muchos empleados continuarán siendo trabajadores remotos en esta "nueva normalidad". Por lo tanto, asegúrese de que todos los empleados que trabajan desde casa de su organización continúen teniendo lo esencial en términos de tecnología de tareas domésticas. Comunícate con tu comunidad de usuarios finales y haz que sea una prioridad asegurarte de que todos los que van a seguir trabajando de forma remota no solo tengan acceso a una PC o tableta, un teléfono y conectividad de red. Pero también otros equipos como:

  • Monitores
  • Teclados
  • Ratones
  • Discos duros externos para copias de seguridad
  • Auriculares

Si tienes un catálogo de servicios, asegúrate de que los requisitos de hardware para cada departamento estén cubiertos, porque algunos equipos necesitarán un conjunto completo de computadoras portátiles y software especializado, mientras que otros solo necesitarán un dispositivo móvil. Asegúrate de mantener esta información actualizada, de modo que puedas asignar el equipo de manera consistente donde más se necesita.

Consigue InvGate Service Desk gratis  para ayudarte con tu respuesta al COVID-19

Consejo #3: Reconsidera tu política de soporte BYOD (bring your own device - trae tu propio dispositivo)

Lo sabemos, lo sabemos. Tenemos versiones de software estándar y equipos estándar por una razón. Son fáciles de implementar, fáciles de actualizar y fáciles de arreglar. Pero, ¿qué sucede cuando los empleados no tienen acceso a su equipo habitual?

El objetivo clave en este momento es que IT ayude a las personas a seguir adelante. Continúa apoyando a los empleados/clientes, mantenlos en línea y conectados. Si tienes una política estricta sobre no admitir equipos para el hogar, revísala de manera tal que tus colegas aún puedan trabajar más allá del aislamiento, incluso si no es con su PC o computadora portátil habitual configurada. Por supuesto, ahora podría ser más fácil proporcionarles su equipo corporativo. Pero, por otro lado, ¿sería mejor para todos si los empleados que trabajan a distancia continúan usando su equipo personal? Definitivamente vale la pena considerarlo.

Consejo #4: Si aún no lo has hecho, acepta la Nube

El uso de soluciones basadas en la web facilitará mucho más el soporte de los equipos no estándar de los empleados. Permitirá a los usuarios finales acceder a sus documentos y archivos desde su navegador preferido en lugar de tener que instalar manualmente el programa de oficina de su organización o tener que configurar retrospectivamente el acceso VPN para unidades compartidas.

Ahora que la lucha contra incendios de la crisis se ha calmado, podría ser hora de que tu organización comprenda cómo y dónde el uso de software local afectó negativamente la productividad de los empleados. Y si hay mejores soluciones disponibles.

Consejo #5: Incentivar la autoayuda

Entrar en la "nueva normalidad" para el soporte de IT es una oportunidad para alentar a las personas a usar rutas de autoayuda y autoservicio cuando sea posible. Una forma de aumentar el uso de la autoayuda es ofrecer un tiempo de respuesta ligeramente más rápido en los acuerdos de nivel de servicio (SLA) a los clientes que han intentado usar la autoayuda antes de registrar su llamada. Esto, combinado con la gamificación, podría persuadir a algunos usuarios finales que no se sienten tan cómodos interactuando con portales en línea para que lo prueben.

En resumen, ésta es nuestra lista de consejos principales sobre cómo asegurarse de que tu servicio de IT y los usuarios finales lidien con los equipos de IT en la "nueva normalidad". ¿Qué agregarías a esto? Por favor, deja tus comentarios.

Read other articles like this : COVID-19